martes, 28 de octubre de 2008

EL MOTOR TURBO EN LA FÓRMULA 1

El otro día, en una “discusión” de barra de bar, alguien soltó que los motores turbo de la Fórmula 1 de los años 80, daban 1.500 HP. Yo defendí que eso era una burrada y, para aclarar el tema, me comprometí a escribir sobre este asunto.
Quien introdujo los motores turbo en la Fórmula 1 (1977) fue Renault, por eso me centraré solamente en este fabricante que revolucionó el mundo de las carreras, hasta que la FIA prohibió estos motores en el año 1989.
El primer motor era un V6 a 90 grados con un solo turbocompresor. Según las normas de la F1 en aquellos momentos, lo motores estaban sujetos a un factor de equivalencia de 2:1. Es decir, un motor de aspiración natural podía tener una cilindrada de 3.000 cm3, mientras que en uno turboalimentado era de 1.500 cm3. Pese a esa reducción de cilindrada, los motores Renault casi igualaban la potencia de 500 HP que daban los otros.
En los años 1977 y 1978, los Renault apenas terminaron carreras. No era un problema de potencia, era un problema de fiabilidad. Los turbocompresores se calentaban en exceso y reventaban los motores.
En 1979 Renault se presentó con un nuevo coche, equipado con motor biturbo, que daba 520 HP y que incorporaba numerosas soluciones aerodinámicas como el “efecto suelo”. Pero, aunque consiguieron algunas muy buenas actuaciones, el coche seguía sin ser fiable.
En 1980, y con Alain Prost al volante, consiguieron ganar en tres ocasiones. El motor daba 540 HP.
En 1981 y 1982, fue más de lo mismo y, aunque se consiguieron buenas actuaciones y victorias, el problema de fiabilidad seguía existiendo. Se introdujeron mejoras en el chasis y turbos más grandes, llegando a una potencia de 650 HP.
En 1983, Prost fue despedido a pesar de haber ganado cuatro carreras. Pero este no era el problema. En 1984 Renault, sin Prost, no ganó ni una. El motor ya llegaba a los 750 HP, pero salieron nuevos problemas, como el consumo de combustible.
En Renault siempre han demostrado ser cabezones y, a pesar de llevar más penas que glorias en estos años, seguían buscando soluciones que hiciesen SU motor, el mejor de la Formula 1. Cuando la FIA, preocupada por la escalada en la potencia de los motores, la poca fiabilidad y los accidentes, decidió prohibir los motores turboalimentados, Renault tenía motores que llegaban a los 810 HP en carreras y 1000 HP en calificaciones.

Y hasta aquí se llegó. Los F1 actuales, y pese al hermetismo existente, se cree que están entre los 750 y 800 HP.

7 comentarios:

Grordegal dijo...

Pues vale 1.500 no, pero 1000 Si.. Ni pa ti ni pa mi, payo.

Anonymous dijo...

De Renault, desde 1989 yo disfruté de un R5 Copa Turbo (115 CV)durante 150.000 Kms. en 4 años. Al contrario de lo que se comentaba en la época,no se descontrolaba cuando reducias de 4ª a 3ª. Gozada de coche para la época y las carreteras de entonces. 1000 CV deben de ser como ganar al mus.

ANTUANF1 dijo...

Gran artículo resumen de los motores turbo Fiti. En aquello tiempso los Renault era amarillos iual que el morro del coche de Fernando es año y como aquellos motores no hacían más que explotar, a aquellos Reneault les llamaban LA TETERA AMARILLA es así no fiti?.

Saludos.

fitti4652 dijo...

GRODEGAL: 500 de diferencia es mucho y, además, date cuenta que solo llegaban hasta 1000 para calificar.
ANÓNIMO: El R5 Copa es uno de los coches más divertidos que he podido conducir, junto con el Lancia Delta Integrale. Lo de que entraba el turbo cuando reducias, parece ser que era un fallo de las primeras unidas, que fué solucionado. Por lo menos, el que yo llevaba no hacía eso.
ANTUANF1: Efectivamente, les conocíamos como LAS TETERAS por el humo que echaban. Lo de amarillas, me imagino que también se diría, ya no me acuerdo.

airampo dijo...

Vamos a ver el temita de las potenciasss....
En las temporadas 86-87, cuando TODOS tenían turbo, y no sólo Renault, se hablaba de que el Williams-HONDA de Mansell y Piquet soltaba 1.200 caballos en entrenamientos. En carrera,sí, andarían con los 800 y pico. Pero, ¡ay, amigos! teníais que ver a esos coches en los entrenamientos. Yo estuve en Jerez en el año 87 y me acuerdo cómo salían de la curva lenta que viene después de la recta más larga del circuito. El Ferrari parecía un coche de Rally, pegando coletazos a diestro y sieniestro mientras aceleraba. BRUTAL. Y todo eso desapareció...Recuerdo con añoranza esas temporadas, donde un coche se pegaba detrás de otro, le pegaba media vuelta a la llave de presión del turbo y ¡tooma adelantamiento! ¡hasta en la meta de Mónaco se hicieron adelantamientos! ¡necesito los vídeos de esas temporadas, es como una adicción!
En cuanto a lo de los 1.500CV, recuerdo que un amigo que era todavía más viciado que yo me comentó que Ferrari,haciendo pruebas con un motor, le sacó los 1.500CV... pero duró no sé cuántos segundos. En fin, espero haber aclarado esta confusión de las potencias salvajes.En paralelo estaban en los rallyes los GRUPO-B, que llevaban el mismo programa: caballos, caballos y caballos (mirad en youtube, coño, con las palabras grupo b y rally, y opináis. Ahora TODO está descafeinao. Ruina...

fitti4652 dijo...

AIRAMPO, tienes razón, que tiempos. Todo lo que se ha hecho este año, dicen que era para facilitar los adelantamientos y dar espectáculo. Pues ya estamos viendo, el resultado.
Gracias por tu interesante aporte.

Anónimo dijo...

¿Qué Prost fue despedido por Renault en 1983? Ni puñetera idea compañero.